La lámpara japonesa, que antaño se utilizaba como única fuente de luz en Japón, se ha convertido en un accesorio decorativo aún muy presente en la decoración japonesa.

La lampara  japon tradicional para un ambiente zen y tenue

Crea un ambiente zen y tenue en casa con nuestras lámparas de papel washi japonés. Este papel japonés fabricado con fibras de morera es suave, fuerte y resistente a los pliegues y desgarros. Decorada con motivos japoneses como las flores de cerezo o los brotes de bambú, la lámpara de bola de papel japonesa es un elemento de decoración japonés muy bonito como colgante de techo o pantalla de lámpara. También puedes colgar estos faroles en las ramas de los árboles para crear un jardín zen en casa durante un verano. El farolillo rojo japonés es aún más típico de Japón. Todavía se encuentra frente a tiendas y bares de sake en las ciudades japonesas. Con esta lámpara roja colgada en tu cocina, dormitorio o salón, te sentirás como en el país del sol naciente.

Linterna japonesa para iluminar tu casa

Hay diferentes tipos de lámparas japonesas, pero la más emblemática del país del Sol Naciente es el chôchin. Este farol japonés se reconoce por su estructura de bambú en forma de espiral sobre la que se estira el papel o la seda. Originario de China, los japoneses lo han adaptado a su cultura dándole la capacidad de plegarse sobre sí mismo como un acordeón para poder guardarlo fácilmente en plano. Los faroles blancos con inscripciones negras o rojas se utilizan generalmente como letreros luminosos delante de los negocios en las ciudades japonesas. Los faroles rojos japoneses, llamados Akachōchin, se cuelgan tradicionalmente delante de las tabernas o bares de sake. Estas linternas también se utilizan durante los rituales religiosos o se cuelgan delante de los templos. 

Lampara japonesas de papel para crear un ambiente zen

La lampara de papel se ha convertido en el objeto de decoración interior imprescindible para recrear el estilo japonés en casa. Colgado del techo o colocado sobre una mesa, iluminará cálidamente su cocina, comedor o dormitorio. Tiene la ventaja de ser fácil de montar, barato y tener un diseño tradicional y contemporáneo al mismo tiempo. Actualmente existen nuevos modelos, con estructuras metálicas que han sustituido a las de bambú o con formas diferentes, como la lámpara de bola japonesa.

En verano, estas lámparas de papel japonesas con motivos de bambú o de flores de cerezo son una bonita decoración de jardín. Con unas cuantas linternas de papel como iluminación exterior, puedes crear un bonito jardín japonés en el que sea agradable relajarse por la noche.

Si quieres crear una decoración zen, es muy importante no descuidar la iluminación. Una decoración interior que adopte la actitud zen es, sobre todo, una luz suave y difusa, algo tenue, que no irrite los ojos. Para ello, basta con vestir el bulbo en suspensión con un bonito lampión japonés. Para ser aún más original, es posible hacer una hermosa guirnalda luminosa y decorativa, una excelente manera de unir objetos decorativos y luces.